19 de mayo de 2020

En días pasados, el Presidente de MORENA circuló en redes un documento, en el cual plantea la construcción de un Estado de Bienestar a partir de la realidad económica y social que surgirá en la era post Covid-19.

Una de las medidas que propone, es dotas de facultades al INEGI para medir la concentración de riqueza y desigualdad en el país, con la particular precisión de que existen miles de millones de dólares que constituyen una riqueza inobservada. En su conferencia matutina, el Presidente adujo que no le parecía correcto trastocar la privacidad de los particulares (medición patrimonial vía censo).

Por otra parte, en el documento referido se hace alusión a un concepto de “progresividad fiscal”, con base en el cual los mexicanos deban contribuir en forma justa al financiamiento de dicho Estado de Bienestar. Se señala que bajo tal concepto, los que más tienen pagarían más contribuciones.

Los principios de equidad proporcionalidad tributaria que se reconoce en el artículo 31, Fracción IV de nuestra Constitución tienen como sustrato, la idea de que contribuyan con mayor intensidad aquellos contribuyentes que manifiesten una mayor capacidad.

Por otra parte, un par de días antes de que el Presidente de Morena emitiera dicho documento, el Presidente de la República publicó un documento intitulado “La nueva política económica en los tiempos del coronavirus”, en el cual hace referencia a un Estado de Bienestar, al cual destaca como una aspiración que debemos seguir.

En lo referente al tema impositivo, en el documento se hace referencia a las corporaciones nacionales y extranjeras que se las “ingeniaban” para delinquir y no pagar sus contribuciones lo cual lo relaciona con el fenómeno de corrupción e impunidad.

No podemos soslayar la concomitancia de la propuesta del Presidente de Morena con la publicidad de los Lineamientos económicos planteados por el Presidente de la República.

Esto es, no debemos tener duda que está en marcha, dentro del Gobierno Federal, el estudio de alternativas para lograr un estado de “Bienestar”, así como se han implementado algunas con tal objetivo.

En el caso del documento de Morena debemos prestar más atención a la referencia del término “progresividad fiscal” pues puede ser la pauta para lograr dicho Estado de Bienestar.

A manera de colofón, pareciera que la idea de implementar un censo para conocer la concentración de riqueza no prosperará, sin embargo, el logro de un estado de “bienestar” conllevará en el tiempo (i) una mayor intensidad de gravamen sobre quienes sean calificados como “ricos” (progresividad fiscal) y (ii) una mayor intensidad (más aun) en las labores de fiscalización del SAT a contribuyentes.

 

Montaño Rodríguez Consultores Fiscales, S.C.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!